//MADRESFERA ADS

martes, 10 de octubre de 2017

El Loira con niños (y 5): Castillo de Clos Lucé

Hoy llegamos a nuestro último capítulo de nuestro viaje por el Loira con niños. Un capítulo interesantísimo porque nos traslada al mundo del gran Leonardo da Vinci.



Y es que el genio italiano vivió sus últimos años en Francia, ya que aceptó la invitación del rey Francisco I y se trasladó a vivir al Castillo de Clos Lucé (o Castillo del Cloux). Allí vivió feliz sus tres últimos años, pintando y trabajando, y fue tratado por el rey con todos los honores. El rey le pagaba una renta, le financiaba sus trabajos, y solo pedía a cambio el placer de escucharle conversar.

En el castillo también se pueden visitar aposentos y salas que habitaron otros personajes (también pasó por aquí Ana de Bretaña que da nombre a un oratorio que se creó para ella), pero sin duda lo más interesante es ver dónde y cómo vivió Leonardo, y aún más cómo trabajaba.
Se pueden ver sus talleres de pintor, escultor, dibujante, su biblioteca y su gabinete científico.



En el sótano hay cuatro salas dedicadas a la colección de inventos de Leonardo, y se pueden ver 40 máquinas diseñadas por él (son maquetas basadas en los dibujos originales de Leonardo, construidas con materiales de la época).


Además, el castillo tiene un parque maravilloso, en el que te encuentras en cada rincón otras 20  maquetas gigantes de sus inventos. Estas maquetas del jardín son móviles y manipulables, con lo que el paseo por el Parque Leonardo da Vinci (así se llama) resulta un paseo muy agradable y además divertidísimo para los niños.





Este castillo está en la ciudad de Amboise, que es una ciudad medieval, con su propio castillo, y que también es muy interesante para pasear por sus calles. No os la perdáis si vais a visitar el castillo de Leonardo.

Y hasta aquí nuestro viaje con el Loira con niños. Un viaje inolvidable. Y aún se nos quedaron algunos castillos en el tintero. ¿Volveremos? Qui lo ça...

jueves, 5 de octubre de 2017

Un día en las carreras


Es uno de nuestros planes anuales, nos gusta acercarnos al hipódromo una o dos veces al año a ver las carreras, los caballos, y pasar un rato agradable.
Así que si nunca habéis ido os voy a contar lo que os ofrece el Hipódromo de la Zarzuela para pasar una mañana (en otoño) o tarde (en primavera) bastante divertida en compañía de los niños.



¿Cómo llegar?

El hipódromo de la Zarzuela está muy cerca de Madrid, en el km. 8 de la A-6. Si venís en coche dispone de un parking enorme (con más de 2000 plazas). También se puede ir en transporte público (cogiendo el 658 desde el intercambiador de Moncloa). Y además hay una lanzadera gratuita (sale desde dos horas antes hasta una hora después) que sale del Paseo Moret (también en el intercambiador de Moncloa)


Entradas

Se pueden comprar allí o por internet, y tienen un precio de 5 € para los adultos. Y los niños van gratis. Excepto en las dos citas importantes del año: el Gran Premio de Madrid (en julio), y el Día de los Campeones (el próximo 22 de octubre), que el precio es de 10 € para los adultos. También disponen de abonos anuales.

¿Qué hacer allí?

El recinto del Hipódromo, al ser al aire libre, es un lugar ya de por sí agradable para pasar un rato, pasear, tomar algo. Pero es que además, ¡hay caballos!
Os cuento lo que solemos hacer nosotros cuando vamos, y también todas las posibilidades, y ya os hacéis un plan si os animáis a ir.
Nosotros siempre empezamos recogiendo el programa oficial de las carreras, para ver horarios, y no perdernos ninguna. Ojeamos los nombres de los caballos (es una maravilla leer los nombres tan originales que les ponen; mis nombres favoritos del último día fueron Zascandil, Doctor Oscar, Baron Volador, Antonella y Reporteur), y vemos cómo les ha ido en las últimas carreras, y vamos decidiendo si apostamos algo o a quién (valen apuestas desde 1 euro, con lo que con 6 euritos puedes elegir un favorito por carrera, y así sabes a quién animar).


Luego nos acercamos al paddock. Allí 20 minutos antes de cada carrera, salen los caballos, con sus jockeys, y puedes observarlos (y si entiendes, ves sus "condiciones", a ver quién tiene más pinta de ganador).
Y a apostar. Nosotros nos lo tomamos como un juego, y como he dicho antes, apostamos 1 euro aprox. por carrera.
Lo de apostar tiene su historia. Porque se puede apostar a ganador, a colocado (ganas si tu caballo llega entre los tres primeros) y a gemela (eliges dos caballos y ganas si llegan primero y segundo indistintamente). Éstas son las apuestas fáciles. Luego hay otras más complicadas (Trío, Doble, Pick 4, Gemela Colocada, Trío Box), pero éstas se las dejamos a los expertos.
Una vez tenemos elegido nuestro favorito sólo nos falta acercarnos a la grada y ¡animar muchísimo mientras corre!


Esto es lo habitual en los hipódromos, ver las carreras de caballos y apostar. Ahora os cuento el resto de cosas que pueden hacer los niños en el Hipódromo de la Zarzuela.

Pasear a caballo
Si tienes entre 3 y 12 años puedes dar una vuelta a caballo. En la web pone que es un poni, pero no, es un señor caballo, y a mis hijas les encanta dar un paseo en un caballo de mayores. Es lo que más interesa a los niños, con lo que nosotros solemos ir a primera hora, antes de que se formen colas inmensas (es gratuito, así que todo el mundo se apunta).




Saltar en los castillos hinchables
También para las mismas edades. Entre 3 y 12 años. A escasos metros de donde se da la vuelta a caballo (en los jardines norte) hay diversos castillos hinchables, y gratis.

Talleres de pulseras, galletas, pintacaras, etc
Esto suele variar, cuando nosotros fuimos había talleres de la empresa Zampabolas para hacer galletas, diademas, tatuajes, pintacaras. Con precios desde 1.5 (los tatuajes) hasta 5.5 (las diademas). También anuncian unos talleres de Qbox, pero nosotros no los vimos.




Comerte un perrito caliente
Hay mucha oferta gastronómica en el hipódromo. Lo más atractivo para los niños son los perritos, pero también tienen helados y mucha variedad de comida en los restaurantes del recinto y los food trucks. Eliges lo que quieres tomar (o te lo llevas de casa y pides una bebida) y buscas un sitio en las numerosas terrazas que hay en todo el recinto.



Además de estas actividades también hay a veces un mercado de moda, La Huella Market, y actuaciones de música en directo tras las carreras. Y en verano (junio, y julio), las Noches del Hipódromo, en la que puedes disfrutar de carreras de caballos bajo la luz de la luna, cocktails y una atractiva y variada gastronomía.

http://www.hipodromodelazarzuela.es/

martes, 3 de octubre de 2017

El Loira con niños (4): Blois

Blois fue nuestra base de operaciones para los últimos días en el valle del Loira. Y es que está cerca de muchos castillos, y además la ciudad cuenta con uno de ellos, y con muchas otras cosas que visitar.



Nos alojamos en un apartamento que conseguimos a través de Home Away, y quería recomendároslo, porque estuvimos como en casa, y está muy bien situado. Es éste.  https://www.homeaway.es/p1269419a

¿Y qué se puede hacer en Blois? Pues ahora mismito os lo cuento...

VISITAR EL CASTILLO REAL

El castillo real de Blois reúne alrededor del patio central cuatro alas de cuatro épocas y de cuatro estilos arquitectónicos diferentes: gótico, renacimiento, gótico flamígero y clasicismo.
Quizá lo más llamativo a nivel arquitectónico sea la escalera exterior helicoidal, que es algo que nosotros nunca habíamos visto.

Pasear por el castillo te transporta también a las cuatro épocas, y puedes conocer a los personajes que lo habitaron como Francisco I, Catalina de Médicis, Enrique III y también Ana de Bretaña, cómo no.





Y si quieres conocer la historia del castillo, y lo visitas en primavera o verano, lo mejor es asistir al espectáculo nocturno "Son et lumière", que mediante luces y una narración (disponible en 9 idiomas) te va contando los episodios célebres de la historia del castillo, como el asesinato del duque de Guisa.


http://www.chateaudeblois.fr/

ALUCINAR EN LA MAISON DE LA MAGIE

Es uno de los sitios en los que más disfrutaron mis hijas en todo el viaje. Y es que en Blois se encuentra la Maison de la Magie Robert-Houdin, que es un museo de magia vinculado a la figura de Jean-Eugène Robert-Houdin, nativo de Blois, y considerado el padre de la "magia moderna".

video

Lo primero que te encuentras en la visita es que la misma casa, ¡es mágica! Y es que a las horas en punto por las ventanas de la casa asoman cabezas de dragón, como podéis ver en el vídeo.
Esto ya nos encantó, y dentro también disfrutamos de lo lindo, ya que pudimos ver un espectáculo de magia muy original (hay varias sesiones al día, y reservas el horario cuando compras la entrada), y además en las distintas salas del museo se pueden ver una exposición de papiroflexia, una sala de magia oriental, un espacio dedicado al escapista Harry Houdini (que inspiró su nombre del de Robert Houdin), la Sala de las Ilusiones (con un montón de efectos ópticos con los que mis hijas alucinaron), y lo más alucinante de todo, l'Hallucinoscope.


http://www.maisondelamagie.fr/

PASEAR POR LA CIUDAD SIGUIENDO UNA DE LAS CUATRO RUTAS




Hay cuatro rutas señalizadas por las calles de Blois: las de la gabarra, el jabalí, las flechas de San Nicolás y la flor de Lys. Nosotros seguimos esta última, que nos llevó por la zona más antigua de la ciudad, y fue muy divertido ir buscando las placas indicadoras, y oír a mis enanas gritar, "¡Ahí hay otra!".





Ademñas, el Loira, por supuesto, pasa por Blois, y en el puerto viejo del río nos encontramos con actividades para niños a distintas horas, con lo que es recomendable informarse antes de los horarios, por si os interesan.

Y hasta aquí nuestro penúltimo capítulo de nuestro viaje con el Loira con niños, espero que lo estéis disfrutando tanto como yo recordándolo.

viernes, 29 de septiembre de 2017

El Loira con niños (3): Castillo de Chenonceau

Siguiendo con nuestras visitas a los castillos del Loira, no nos podía faltar uno de los más espectaculares, el Castillo de Chenonceau.

Este castillo también es conocido por el "Castillo de las Señoras" o "Castillo de las Mujeres", debido a la influencia que tuvieron en su estilo y en su destino las distintas damas que vivieron allí a lo largo de los siglos, siendo las más importantes Diana de Poitiers y Catalina de Médicis, la amante y la esposa de Enrique II.


Lo más llamativo del castillo, y una de sus características principales, es que el castillo hace la función de puente y permite cruzar al otro lado del río Cher (afluente del Loira). Este puente, y los jardines del otro lado fueron idea de Diana de Poitiers, y aún llevan su nombre.


El castillo es uno de los más lujosos que vimos, con unas enormes galerías, en las que imaginamos bailes de época. Con sus flores frescas por todas partes, que nos hicieron pensar en cómo sería la vida de los propietarios del castillo en sus distintas épocas. Pero lo que más nos gustó del castillo, es su ubicación, sobre el río, el asomarte a cualquier ventana y estar viéndolo, y también las vistas del castillo desde el río.

Al otro lado del río y a la entrada del castillo también tiene unos jardines espectaculares, como no podían faltar en un castillo de estas características.

Y si vais en verano podréis disfrutar, como nosotros, de un paseo en barca por las tranquilas aguas del río Cher, y ver el castillo desde allí. Un momento inolvidable. 








miércoles, 27 de septiembre de 2017

Trucos para viajar barato a Disneyland Paris

Lo prometido es deuda, y es que tenía pendiente contaros cómo viajar a Disneyland y no dejarte los ahorros de una vida...

Yo tengo la suerte de que mi vasco es un crack encontrando ofertas y las dos veces que hemos ido a Disneyland Paris nos ha salido por un precio bastante razonable. Así que le he pedido que nos haga un resumencito de cómo lo hace él y nos ha escrito una pequeña guía.


Cómo ir a Disneyland París sin arruinarte

Cualquier familia con niños se ha planteado alguna vez la opción de viajar a Disneyland París en algún momento de su vida. Es un recurso muy aludido para celebrar fiestas de cumpleaños, hacer regalos de comunión o de algún pariente cercano que tiene los medios y las ganas de pagar el viaje, o simplemente porque eres un fan de los parques temáticos y ahorras todo lo que puedes hasta conseguir el viaje de tus sueños.

La magia de los más pequeños no es barata, y un viaje de estas características puede llegar a ser excesivamente pesado para nuestros bolsillos. Este artículo no pretende que vayáis de tirados a París para que sea mucho más barato, sino explicar diferentes posibilidades para que ir en un mismo plan pueda salirte más barato que ir a una agencia de viajes a contratar todo el paquete.

-Opción 1. Ir a una agencia de viajes y contratar el paquete
Es la opción más cómoda y la más cara, pero que si encaja en tu presupuesto enhorabuena y a disfrutarlo.
Aquí también hay opciones, y es esperarte a ir dentro de las Semanas Mágicas. Suele haber semanas al año en que Disneyland Paris ofrece ofertas, y en las agencias te las proporcionan, e incluso en algunos casos las mejoran (en nuestro primer viaje El Corte Inglés nos mejoró la media pensión que ofrecía Disney, y nos dio pensión completa por el mismo precio).
Así que si tenéis tiempo para planificarlo no vayáis en cualquier momento y esperad a estas fechas. Que suelen ser en febrero, mayo y agosto. (Ver Opción 3, para más opciones de ofertas)

- Opción 2. Pases anuales

Esta opción es la más económica si eres capaz de realizar muchos días de visita al parque en un mismo año. Es cuestión de hacer cuentas, y saber que a partir del 2017 los pases anuales han subido bastante de precio y que para que sea rentable hay que saber qué días queremos entrar, y cuál de los cuatro pases anuales queremos pagar.

Éstas son las tarifas 2017 para los Pases Anuales.
  • Discovery – 150 días de acceso – 139 €
  • Magic Flex – 300 días de acceso – 189 €
  • Magic Plus – 350 días de acceso – 249 €
  • Infinity – 365 días de acceso – 399 €


El Infinity es un nuevo pase que te permite acceso al parque en unas condiciones VIP, que incluyen aparcamiento preferencial, palco VIP para los espectáculos, entrada rápida al parque además de todas las ventajas que te ofrecen los pases anuales.
Disney ha subido bastante los precios de los pases anuales en París, antes del 2017 estaban demasiado baratos ya que con 3 dias de parque ya te merecía la pena sacarte el pase anual y disfrutar del parque todos los días que quisieras. Ahora se ha asemejado en precio a otros parques y han subido los precios.
Tened en cuenta que cada pase incluye unos días u otros de acceso al parque. Hay que mirar el calendario de cada pase, unos incluyen aparcamiento gratuito y otros no y todos regalan descuentos en hoteles, restaurantes y tiendas Disney. Para saber si es rentable hay que calcular los días que vas a ir, el precio que te sale y si te conviene sacarte el pase o no.
La página de Disneyland Francia suele sacar ofertas de pases anuales, y es posible que de esta forma os salga más barato, pero cuidado, puede que te obliguen a recoger los pases en una tienda FNAC de Francia, o enviarlos a una dirección de correos que esté en Francia.

Opción 3. Búsqueda de Ofertas

Las agencias de viajes suelen sacar ofertas de visitas a Disney, con vuelo, hotel, entradas y comidas incluidas. Estas ofertas puede que salgan bien de precio, pero tened en cuenta que si El Corte Inglés u otra Agencia de viajes ofertan descuentos, esos descuentos también existen en las páginas oficiales de Disneyland Paris. Es cuestión de mirar todas las opciones que existen y escoger la más barata.
Preguntar o mirar el presupuesto en estas agencias y comparar con el presupuesto que puede saliros por internet en las paginas oficiales.

Para ello hay que entrar en la página Inglesa, Francesa, Española etc de Disneyland París y mirar qué ofertas existen en cada país, si incluyen noches gratis y comida gratis, y realizar la búsqueda de las ofertas que nos interesen en cada país.
Para poder ir a la página de cada país basta con cambiar el idioma de la página al país donde queremos buscar los precios. Así nosotros por ejemplo conseguimos un precio en Inglaterra que era la mitad de lo que nos pedían en la página española. Nos redirigieron a
http://www.magicbreaks.co.uk/, y la verdad es que el trato fue inmejorable y aún nos mejoraron un poco la oferta inicial.

Por internet también, puedes buscar los vuelos por tu cuenta, el coche de alquiler o los billetes de traslados a los parques Disney, y éstos serán más baratos que contratarlos en un paquete de una agencia de viajes.

Opción 4. Ahorrar al máximo

También se puede buscar un hotel a las afueras de Disney, ir en avión low cost o coche propio y buscar pases baratos de entradas únicamente al parque. De esta forma te pierdes las ventajas de alojarte en un hotel de Disney (Magic Hours, Fast Pass, etc), pero oye, ¡vas a Disneyland Paris!


Familias Numerosas
Tened en cuenta que no todos los hoteles Disney tienen habitaciones para más de 4 personas, únicamente los de 4 y 5 estrellas. Y el de 5 estrellas tiene un precio prohibitivo. En los hoteles que no tienen habitaciones familiares el presupuesto es el doble ya que tienes que pagar por dos habitaciones en lugar de una.

Ejemplo: para 4 personas se paga una habitación a por ejemplo 2000 euros para 4 días y si somos 5 personas se pagan dos habitaciones para esos 4 días a 4000 euros.

Es por eso que la opción más barata para estos casos es alojarte en las cabañas del Davy Crockett Ranch, que pertenecen también al parque Disney, y que tienen todas las ventajas de los hoteles Disney como entrada a las 8 de la mañana, fast pass y parking gratuito.
El único inconveniente es que se necesita coche propio o alquilado, ya que no existen traslados de las cabañas al parque. Pero te ahorras mucho dinero y sinceramente, están a 5 minutos del parque y bastante bien equipadas. Una muy buena opción para familias grandes, además de que te da las ventajas de no tener un único habitáculo para la familia ya que hay dos habitaciones y un salón-comedor, e incluso nuestra cabaña tenía dos baños. Y otra ventaja, es la súper piscina del rancho, ¡uno de los descubrimientos de este año para mis hijas!

Fotos de Disneyland Paris





martes, 26 de septiembre de 2017

Regreso a Disneyland (La experiencia es un grado)


Hace ya 5 años que hicimos nuestro primer viaje a Disneyland Paris, en su 20 Aniversario, y este año hemos repetido en el 25 Aniversario.

Esta vez lo hemos disfrutado muchísimo más, no sé si es porque nos sabíamos muchos trucos, por la estación del año (esta vez hemos ido en verano, y no en otoño, aunque nos ha llovido igualmente), o porque el 25 Aniversario es mejor que el nº 20...

Os voy a contar las novedades desde la última vez que fuimos, y cosas que ahora sabemos y no sabíamos, que nos han servido para poder disfrutarlo tanto, y que también os pueden servir a vosotros si planeáis una visita al parque de atracciones  más famoso de Europa.

CABAÑAS DAVY CROCKETT
Cuando fuimos la última vez sólo éramos 4, y ahora somos 5, con lo que ya no nos valía una habitación normal de los hoteles del parque. Teníamos que pagar dos habitaciones, lo que duplica el precio del viaje. Y hemos descubierto otra opción de alojamiento, las cabañas del Davy Crockett Ranch.


Tienen todas las ventajas de los hoteles de Disney (fast pass, magic hours y parking gratuito), y sólo están a 5 minutos en coche del parque. El único inconveniente es éste, que hay que ir en coche (porque no existen traslados de las cabañas al parque), pero siempre existe la opción de alquilar uno.
Además es comodísimo estar en una casa, no en una habitación minúscula metida una familia entera. Tiene dos baños, un salón comedor y hasta una terraza.

NUEVO PLAN DE DESAYUNOS
Desde la primavera de este año, el alojamiento en los hoteles Disney no incluye el desayuno.
Si quieres desayunar, tienes que contratar uno de los planes de comidas (Sólo Desayuno, Media Pensión, o Pensión Completa). Y además, hay que darse cuenta del tipo de desayuno que incluye tu oferta (que puede ser desayuno buffet en el hotel o Quick Breakfast).
El Quick Breakfast es un desayuno sencillo, con zumo, bollería, tostada o sándwich y una bebida caliente. Este desayuno se puede tomar en los restaurantes del parque que lo ofrecen.

DÓNDE ENCONTRAR A LOS PERSONAJES

Esto ha cambiado bastante desde que fuimos. Ahora ya no puedes ver a los personajes en los hoteles, ni tampoco en el Café Mickey. Éstas son las opciones ahora para ver a los personajes:


  • Distintas zonas de encuentro repartidas por el parque. En el programa de espectáculos vienen también los horarios y lugares donde puedes encontrarte con los personajes, y conseguir su firma y autógrafo. La novedad del momento era Vaiana, la última princesa incorporada a los personajes
    Disney. Aunque a nosotros también nos gustó muchísimo encontrarnos con los personajes de Peter Pan, una de nuestra películas favoritas.




  • En algunos restaurantes. Ya no son los mismos que hace unos años. Ahora puedes desayunar con los personajes en el Plaza Gardens, tomar el brunch en el Inventions, o comer con las princesas en el Auberge de Cendrillon. 




  • Visitar a Mickey Mouse y a las Princesas. También puedes ir a visitar a Mickey a su casa (mientras haces la cola proyectan cortos de Mickey, y se hace bastante amena la espera), o a las princesas en el Pabellón de las Princesas. En la puerta del pabellón, cada día, ponen las princesas que estarán disponibles por la mañana y por la tarde, para que decidas si quieres hacerte la cola (una de las más grandes del parque, no suele bajar de una hora).

    También puedes ver a los personajes en el desfile y los distintos espectáculos, pero ahí sólo los verás, no podrás hacerte fotos con ellos ni conseguir su firma.


    ESPECTÁCULOS 25 ANIVERSARIO

  • A pesar de que sé que esto perderá vigencia en unos pocos meses no quería dejar de contároslo, ya que es de lo que más he disfrutado esta vez. Ojalá alguno de ellos se mantenga.


    - Mickey and the Magician. Se puede disfrutar en el parque Walt Disney Studios, y en este espectáculo Mickey se encuentra con personajes mágicos de unas cuantas películas. 

    - Feliz Aniversario Disneyland Paris. Mickey y sus amigos bailan y cantan en el escenario de delante del castillo.

    - The Forest of Enchantment. En el Chaparral Theatre (en Frontierland), en este espectáculo vemos a personajes menos habituales. Los que tienen que ver con la naturaleza, como los del Libro de la Selva, El Rey León, Tarzán, Vaiana, etc

    - El Vals de las Princesas. También en el escenario del castillo, este espectáculo es breve pero precioso. Príncipes y princesas bailando. Una monada.

    - Disney Illuminations. Espectáculo que cierra la jornada en el parque. Luces y música proyectados en el castillo. Lo de siempre, pero mejor.



    VENTAJAS QUE DA LA EXPERIENCIA
    Y aquí os dejo un listado de cosas que sabemos ahora y no sabíamos la última vez y que nos han resultado de mucha utilidad:
    - Si vas disfrazado, te ahorras la cola. Esto es una norma no escrita, pero nosotros lo hemos comprobado y funciona. Si vas con un niño disfrazado, se ahorra la cola de la atracción que corresponde a su disfraz (pasa por la del Fast Pass o por la salida). Nosotros nos llevamos un disfraz de Campanilla en la mochila, y en algún momento en que las colas eran eternas, aprovechamos para ponérselo a la peque, nos acercamos a la puerta, y siendo un poco majos con quién esté en la puerta (se pretende que el niño disfrute de un momento especial por ir disfrazado, no vale ir exigiendo), pasamos a la atracción de Peter Pan, evitándonos la cola. No vale con cualquier disfraz improvisado (para evitar abusos), tiene que ser algo medio currado (tampoco es imprescindible el disfraz oficial).
    Vale para las atracciones de Blancanieves (disfraz de Blancanieves o enanito), Peter Pan (disfraz de Peter Pan, Campanilla, Wendy, Garfio), Piratas del Caribe (disfraz de pirata), Big Thunder Mountain (disfraz de vaquero), Buzz Lightyear, Slinkydog o Parachutes(cualquier disfraz de Toy Story), Ratatouille (disfraz de cocinero).

    - Se puede entrar comida. En las normas del parque pone que no está permitido hacer picnic. Lo que significa que no puedes montarte un mantel, o montar un corrillo en el suelo y ponerte a comer. Pero sí que se permite la entrada de comida y bebida. Si no tienes contratada la pensión completa, puedes prepararte unos bocatas perfectamente, y comer mientras haces una cola, o mientras descansas en alguno de los numerosos bancos del parque.

    - Las Magic Hours molan. La otra vez pasamos de madrugar, pero es que merece la pena. Si te alojas en los hoteles Disney o tienes el Pase Anual puedes entrar al parque dos horas antes que el público general, y pasear por allí tranquilamente. Es una gozada disfrutar del parque a esas horas. Aunque sólo están abiertas las zonas de Fantasyland y Discoveryland puedes aprovechar para hacer buenas fotos sin montañas de gente.
    En esas horas nosotros aprovechamos para conseguir la mitad de los autógrafos, y también puedes subir unas cuantas veces en las atracciones abiertas (no suelen ser muchas, y hay que consultar cuáles son porque van cambiando).
    Otro truco es aprovechar estas horas para ser de los primeros en las colas de las princesas o de los Fast Pass. Además, es interesante saber que si no tienes las Magic Hours también puedes entrar al parque antes de que abran las atracciones (una media hora antes), para desayunar, y también te sirve para posicionarte de los primeros en las colas (cuando llega todo el mogollón de gente tú ya estás allí).

    - Hay una app muy útil. En los cinco años que han pasado desde la última vez que estuvimos, nuestros móviles se han vuelto inteligentes, y se han llenado de aplicaciones. Y hay una app de Disneyland Paris (se llama exactamente así), con la que puedes consultar en tiempo real los tiempos de espera en las atracciones, y también los horarios de los espectáculos del día, entre otras cosas.

    Además, mi agente de viajes particular (mi vasco), me insiste en que os cuente trucos para viajar barato a Disneyland París. Eso será mañana...